Enseñanza Holística

El reflejo

 

Esto que me ocurrió todavía no lo comprendo. Confío que me llegará la persona adecuada que sepa explicármelo.

Había nacido mi primer hijo y esa noche yo estaba cuidando de él como otras tantas. No recuerdo cuántos meses tenía, pero sé que en la calle hacía frío y anochecía pronto, por lo que debía ser el otoño o el invierno de su primer año.

El bebé dormía y yo aprovechaba para leer un poco en la cama antes de apagar la luz y descansar. El testigo de la historia es mi marido, pero no lo recuerda, por lo que este testimonio que te comparto, lector, no tiene el apoyo de nadie. Sólo dependo de que me creas o no. En tus manos lo dejo.

Fue una de mis primeras EXPERIENCIAS TRANS

De repente me empecé a sentir mal. Presentía agua, un pantano, agua dulce. Me estaba ahogando.

Lo extraño es que lo sentía yo, pero no me estaba ocurriendo a mí. Alguien se estaba ahogando y yo lo estaba viviendo simultáneamente con él en primera persona. Ahora conozco mi capacidad mediúmdica, pero en aquellos años la desconocía completamente, por lo que viendo que la asfixia iba a más, descolgué el teléfono y con el poco aire que me quedaba me expliqué a duras penas. ” Me estoy ahogando pero al mismo tiempo estoy bien” alcancé a decir. “Voy para allá”, fue la respuesta. Y mi marido se vino del trabajo como un rayo.

Me tumbé en la cama y finalmente me ahogué. Me sentía muerta pero para mi sorpresa me empezó a inundar una inmensa PAZ. Paz o algo más, cuya palabra desconozco. No la conozco ni en español, ni en inglés, ni en alemán, ni hebreo, ni chino. Pero esa SENSACIÓN, CREO QUE NUNCA LA VOY A OLVIDAR. MARAVILLOSA. Su idioma es universal.

Una vez que pasó todo, me levanté y fui al baño. Según iba avanzando por el pasillo, veía mi reflejo en el espejo del fondo, y no daba crédito de lo que estaba viendo…no era yo.

Era un varón, mucho mayor que yo, con la cara hinchada y desfigurada.

Se desvaneció cuando prácticamente estaba pegada al espejo intentando comprender atónita qué era lo que estaba ocurriendo. Volví a ver mi imágen, aunque todavía estaba un poco hinchada y regressé a la habitación para asegurarme que mi bebé estaba a salvo. Dormía feliz ajeno a esta TRANSformación.

Cuando  mi pareja llegó, le compartí lo que me acababa de ocurrir y rompí a llorar aliviada. No es que no me creyera, pero entre el cansancio y lo insólito de la experiencia, le disculpo por no recordarlo.

Al día siguiente y a primera hora, la primera llamada fue para una tía mía con la que experimento telepatía, complicidad y situaciones atípicas. La llamada fue directa y angustiosa, pues me temía que a alguien cercano de nuestra familia le hubiera ocurrido una desgracia. Afortunadamente no tuvimos noticia de ningún familiar, aunque estuvimos varios días expectantes. También pregunté a toda la manzana de vecinos, por si alguien había tenido a algún familiar moribund@ con quien hubiera conectado, pero hasta la fecha sigue siendo uno de mis enigmas.

Si alguien conoce qué es lo que me pasó, o ha tenido una experiencia similar, agradezco su comentario. Nunca se deja de aprender.

( Volver a Mi libro ” EXPERIENCIAS TRANS “)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies